martes, 3 de agosto de 2010

¿Qué es el Fetichismo?

Fetichismo

La Real Academia Española define al Fetichismo como un comportamiento sexual que consta en fijar alguna parte del cuerpo humano o alguna vestimenta o accesorio como objeto de deseo y excitación.

El fetichismo puede llevarse a extremos impensados, como por ejemplo depender de la presencia de un objeto para el acto sexual, o llegar a la admiración desmedida por una parte de una persona, aunque estas raras aficiones casi nunca son nocivas, pueden limitar nuestra vida sexual.

El talentoso cineasta italiano Federico Fellini tocó el tema del fetichismo en sus películas El Ángel Azul y la célebre y recordada Lolita.

¿Cuando es un problema?

Como todo en la vida, el exceso es dañino. El fetichismo puede implicar prendas como zapatos (la más común), guantes, sombreros, ropa íntima, entre otras, no tiene de malo que nos guste y hasta nos excite alguna de estas prendas o accesorios, pero cuando son imprescindibles para el acto sexual es que el fetichismo se adueñó de nuestra sexualidad.

Ocurre con los fetichistas que gustan de algunas partes del cuerpo, es obvio que la sexualidad es un mundo distinto en cada persona, y también es lógico sentir alguna predilección por el cuerpo humano. El problema empieza cuando esa parte se convierte en la única fuente de nuestro placer, y lo demás nos es indiferente, traduciéndose en un grave problema.

Como todos los males, si son tratados a tiempo se pueden resolver, y el fetichismo no escapa a esta regla. Si nuestro “fetichismo” es leve y ocasional, los problemas sexuales no existirán, pero si nos lleva a extremos como los antes mencionados, debemos pedir ayuda profesional, para poder disfrutarlo libremente y no como una obsesión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada